Etiquetas DGT: Tipos, ventajas y restricciones de cada una

Etiquetas de la DGT

Como ya se ha venido produciendo a lo largo de 2022, en 2023 también se van a implementar nuevas restricciones a ciertas clases de vehículos según su etiqueta. Las conocidas como Zonas de Bajas Emisiones se implementarán en ciudades de más de 50.000 habitantes y, por ejemplo, en Madrid, ya no se podrá circular por la M-30.

En este post te queremos aclarar el significado de cada una de las etiquetas de la DGT, para que sepas si tu vehículo podrá circular con las nuevas restricciones o si, por el contrario, es demasiado antiguo o contaminante. Además, también es importante que conozcas las etiquetas, ya que si no etiquetas tu coche correctamente puedes perder beneficios, e incluso, te pueden multar.

Etiquetas medioambientales de la DGT

Las etiquetas medioambientales de la DGT brindan información sobre el vehículo, que se divide en cinco elementos. Los elementos de las etiquetas son comunes a todas, y solo cambia el elemento donde se especifica la fuente de energía o el tipo de combustible.

  1. Nivel de emisiones EURO. El nivel de emisiones del coche según las normas Euro.
  2. Código QR con información sobre el vehículo. Aquí se encuentra el año de matriculación, la marca, el modelo, el combustible, la categoría y autonomía eléctrica, el nivel de emisiones euro y la potencia fiscal.
  3. Número de etiqueta y código de barras.
  4. Este elemento es el que varía, y muestra la fuente de energía empleada por el vehículo o el tipo de combustible (diésel o gasolina).
  5. Logo de la DGT

Clasificación medioambiental por etiquetas de la DGT

La DGT ha dividido el parque automovilístico en dos grandes grupos: aquellos que son muy contaminantes, que no tienen derecho a etiqueta, y aquellos que son más respetuosos con el medioambiente y que, por tanto, sí que la tienen.

Los vehículos que no tienen la etiqueta medioambiental de la DGT son todos los vehículos de gasolina matriculados antes del año 2000 y todos los vehículos diésel con una fecha de matriculación anterior a 2006. Todos los demás coches si que cuentan con etiqueta. Los vehículos sin etiqueta son los que más reestricciones presentan, como las nuevas restricciones en Madrid para 2023 que tendrán.

¿Cuántas etiquetas tiene la DGT?

La DGT divide los coches más respetuosos con el medioambiente en cuatro grupos:

  • Etiqueta de cero emisiones (azul)
  • Etiqueta ECO (verde y azul)
  • Etiqueta B (amarilla)
  • Etiqueta C (verde)

Etiqueta de cero emisiones (azul)

cuántas etiquetas de la DGT hay

Este distintivo sirve para los coches menos contaminantes, los más limpios. Para que un coche pueda obtener esta etiqueta, debe tener algún tipo de electrificación. Con ello, ciclomotores, triciclos, cuadriciclos y motocicletas, turismos, furgonetas ligeras, vehículos de más de 8 plazas y vehículos de transporte de mercancías clasificados en el Registro de Vehículos de la DGT como vehículos eléctricos de batería (BEV) entrarían aquí.

También los vehículos eléctricos e híbridos de autonomía extendida y los vehículos enchufables de autonomía superior a 40 km o de pila combustible.

Etiqueta ECO (verde y azul)

etiqueta medioambiental de la DGT

Este distintivo de la DGT sirve para turismos, furgonetas ligeras, vehículos de más de 8 plazas y vehículos de transporte de mercancías clasificados como híbridos enchufables con autonomía inferior a 40 km por el Registro de Vehículos. También para vehículos híbridos no enchufables (HEV), vehículos propulsados por gas natural (GNC y GNL) o gas licuado de petróleo (GLP).

Etiqueta B (Amarilla)

qué reestricciones tiene la etiqueta B

Esta etiqueta de la DGT es la que menos ventajas presenta. La llevan los turismos y furgonetas ligeras matriculados a partir de enero de 2006 en diésel y a partir de enero del año 2000 en gasolina. También los vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías tanto de gasolina como de diésel matriculados a partir de 2005 y los vehículos ligeros clasificados con nivel de emisiones Euro 2. Además, estos vehículos deben de estar homologados a través de las siguientes normas:

  • Los turismos y comerciales ligeros de gasolina tienen que estar homologados por la norma Euro 3.
  • Los turismos y comerciales ligeros de diésel, así como los vehículos de más de ocho plazas y transporte de mercancías, tienen que estar homologados por la norma Euro 4 o Euro 5.

Etiqueta C (Verde)

hasta cuándo podré entrar a ciudades como Madrid con la etiqueta C

La etiqueta C es la que llevan la mayoría de los coches en circulación. Este distintivo lo lleva los turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculados a partir de enero de 2006 y en diésel a partir de 2014. Los vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías, ya sean de diésel o gasolina, matriculados a partir de 2014. Además, los turismos y comerciales ligeros de gasolina tienen que estar certificados por la norma Euro 4, Euro 5 y Euro 6, mientras que los de diésel y los vehículos de ocho plazas y de transporte de mercancías por la norma Euro 6. Esta pegatina también vale para los vehículos ligeros con nivel de emisiones Euro 3 y Euro 4.

Restricciones según etiquetas de la DGT

Ya hemos visto que los coches sin etiqueta (o etiqueta A) ya cuentan con bastantes restricciones a la hora de circular por grandes urbes como Madrid o Barcelona. Pero, ahora, te puede surgir la duda de qué va a pasar con las etiquetas de la DGT que tienen menos ventajas, como la B o la C. Aquí te lo explicamos:

¿Qué restricciones tiene la etiqueta B?

Si quitamos a los coches sin etiquetas de la DGT (o etiqueta A), vemos que los coches con etiqueta B son los que menos beneficios tienen en comparación con otros distintivos.

A partir de 2023, además, se establecen las Zonas de Bajas Emisiones en más municipios que no son solo Madrid o Barcelona, sino en todos los que tengan más de 50.000 habitantes, lo que supone que los coches con etiqueta B tengan más restricciones. Y esto es porque los coches con pegatina B pueden acceder a las ZBE, pero no aparcar dentro de ellas (deben hacerlo en un parking).

Además, en ciudades como Madrid, hay varios escenarios en función de los protocolos de alta contaminación. Según el escenario en el que se encuentre la ciudad, los vehículos con etiqueta B tienen más restricciones que las anteriormente descritas. Lo mismo pasaría con los vehículos con etiqueta C. Por ejemplo, si hay un escenario de contaminación 2, los vehículos B no podrán aparcar en zonas azules (estacionamiento regulado), mientras que, si hay un escenario 5, se prohíbe totalmente circular por todo el término municipal.

Sin embargo, no todas las ZBE que se establezcan van a ser iguales en todos los municipios, por lo que habrá que ver qué decisión toma cada municipio.

¿Hasta cuándo podré entrar en ciudades como Madrid con la etiqueta C?

Otra de las cuestiones que te puedes preguntar es hasta qué momento podrás circular con la etiqueta C en grandes urbes como Madrid.

En la actualidad, los coches con etiqueta C tienen casi las mismas restricciones que los coches con etiqueta B. Pueden entrar en las ZBE pero no aparcar en la calle, sino en un parking. A partir de 2023, las limitaciones serán progresivas y se habla de 2028 como año clave para la limitación en la circulación de los vehículos B y C, al menos en Madrid.

No obstante, en Barcelona, aún no se ha implementado ninguna restricción a los turismos con etiqueta C, tanto para acceder o circular por toda el área metropolitana de la ciudad, incluyendo el centro y sus alrededores.

Lo que sí que es cierto es que la Unión Europea ya ha adelantado que en 2035 se prohibirá la venta de coches térmicos y se prohibirá su utilización total en 2050.

Ventajas de los coches híbridos y eléctricos de renting

ventajas de los coches híbridos y eléctricos de renting

Viendo cómo están avanzando las restricciones la opción ideal si vives en una ciudad grande es optar por el renting, ya que puedes cambiar de vehículo cada 3 meses, en los servicios por suscripción, y cada año, con nuestro renting abierto.

Asimismo, también puedes optar por coches de renting híbridos y eléctricos, que son los que menos restricciones van a tener en la circulación a corto y medio plazo. Vas a poder circular por las grandes ciudades y aparcar en ellas sin ningún tipo de penalización.

Contratando un vehículo híbrido o eléctrico también tendrás otras ventajas como ser más responsable con el medio ambiente o ahorrar combustible.